top of page

¿Cómo encontrar el balance?

Actualizado: 28 jul 2022



Todos buscamos tener balance (un ajuste entre los aspectos de nuestra vida que aunque se encuentren en una especie de oscilación, logremos nivelarlos e igualar la atención que les ponemos). ¿Pero como le hacemos para vivir así? ¿Cuales son los aspectos de nuestra vida? (Pfff, muchas veces ni siquiera los tenemos claros) ¡Nadie nos enseña eso! Ni en la escuela, ni en nuestra casa. Pocas son las personas cercanas a nosotros que podríamos decir que nos pueden servir de referencia para aprender a encontrar el balance en nuestras vidas.


Antes que nada, este círculo de referencia, nos va a ayudar a saber cuáles son los aspectos importantes de nuestra vida, y a través de ellos conocernos. Si ya estamos en el proceso de conexión con nosotros mismos, este diagrama nos va a servir para indagar más en los aspectos de nuestra vida. Si aún no tenemos claro quiénes somos, qué nos gusta y qué no, este círculo entonces va a ser un parteagüas en tu proceso personal.


1. Al centro del círculo está la GRATITUD y el PERDÓN. Dar gracias de todo lo que podemos hacer, de todo lo que tenemos, de todo lo que somos, de todo lo que nos rodea, ha


ce que tengamos más de eso. ¿Te has dado cuenta que valoras tu salud después de una terrible gripa, un dolor de cabeza, o enfermedades más fuertes? Pues eso pasa porque damos por sentado que todo lo que tenemos es porque así tiene que ser, y no agradecemos todo el proceso que hay detrás de lo que tenemos. El perdón, es porque muchas veces nosotros somos nuestros peores jueces. La culpa, el enojo, el "hubiera hecho" o "no debería haber hecho" son las principales cosas que no nos permiten tener balance, porque nos la pasamos "castigándonos" o compensando lo que creemos que son nuestros errores más graves. Y el verdadero error está en no escucharnos y no ser compasivos con nosotros. Porque siendo nuestros mejores y mas amorosos amigos, nos apapacharíamos cada vez que lo necesitáramos, y comprenderíamos que estamos en procesos particulares. Nos hablaríamos con la verdad, pero sin regañarnos. Y sobre todo perdonaríamos a los demás porque nuestra relación con nosotros, pone los estándares para las demás. Todos todos los días necesitamos agradecer y perdonar.



2. Espiritualidad, meditación y propósito: Cuando entendemos ¿para qué venimos al mundo? o ¿cuál es nuestra misión de vida? las cosas se vuelven más claras. Mientras encontramos estas respuestas, algo que nos va a ayudar es desarrollar nuestro propósito, que tiene que ver con ayudar a los demás, desde la empatía y el deseo de servir. Meditar nos ayuda a concentrarnos


en nosotros, y "editarnos" de los estímulos del ambiente para filtrar lo que nos sirve y lo que no, y poder integrarlo a nuestra sabiduría interior utilizando nuestra conexión con lo divino. Puedes utilizar herramientas como talleres, terapias alternativas u holísticas como Thetahealing para que te ayuden en el proceso. Aquí en @hellozen_mx podemos ayudarte.




3. Descanso y Dormir: Nuestro descanso es super importante porque hacerlo implica que dejamos de tener el control de todo, y dejamos relajar nuestro cuerpo, le mostramos nuestro respeto por todo lo que hace por nosotros, y le damos espacio para que se regenere, a su tiempo.


4. Buena alimentación y ejercicio: Nutrirnos, comer saludablemente y ejercitarnos, le mandan a nuestro cuerpo y a nuestro ser interno, que lo amamos, que lo respetamos y que lo esculpimos como si fuera una escultura, una obra de arte. Que con lo que tenemos, y lo que somos, podemos potencializarnos, y ser una mejor versión de nosotros. Este aspecto es muy importante porque tiene que ver con autoimagen y como nos cuidamos.


5. Relaciones: La relación más importante que tienes es contigo, tener espacio para ti, para tus gustos, lo que quieres, tus hobbies. Porque de esa manera tus interacciones con amigos, pareja, familia, van a ser de mejor calidad. Eso pasa porque al estar bien contigo, sabes lo que dispones, lo que tienes y cómo, cuando, y con quién compartirlo.


6. Trabajo, abundancia y vocación: Trabajar en un lugar que te guste, que te apasione, que te ofrezca lo que necesitas, es otro punto para vivir en equilibrio y encontrar tu balance. Cuando haces lo que te gusta, se abre la puerta de la abundancia a tu vida, y conectas con tu vocación. Todo lo que haces, lo haces con pasión.


7. Estimulación intelectual: Nuestra mente, planifica, organiza, comprende, cuando no la estimulamos con cosas positivas, tiende a pensar en escenarios catastróficos o a fantasear con expectativas irreales. Por eso es muy importante que le des información que pueda trabajar. Procura leer un libro a la semana, meterte a cursos o diplomados una vez al mes, intentar una nueva actividad cada 15 días, o escribir un diario para ordenar tu mente.


8. Creatividad y diversión: ¡Disfrutar! Venimos a esta vida a disfrutar, a divertirnos, socializar, a cantar bien fuerte, a bailar, a nadar, a crear, colorear, jugar, correr, ir al cine, reírnos, bromear, pintar, cocinar, vestirnos con el estilo que elijamos, conocer nuevos lugares, viajar, explorar, conocer, aprender de manera práctica y divertida.


El balance lo logramos cuando todos estos aspectos, andan por el mismo nivel, si hay alguno que nos está fallando por allí, tendríamos que revisar qué es lo que lo está deteniendo y tomar cartas en el asunto. Pero una vez que los entendemos, los ponemos en práctica y fluimos, se nota, vibramos y vivimos en balance, y cuando por algo lo llegamos a perder, es más fácil volver a él.


56 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

コメント


bottom of page